El Péndulo Gay

Viendo los últimos acontecimientos nacionales e internacionales, vemos como el movimiento gay ha logrado posicionarse bastante bien, en la forma de ver la vida de la sociedad, en sentido general.

Es un estilo de vida, que aún es minoritario en el mundo, los cálculos más elevados que he podido tener acceso, señalan que un 10% de la humanidad es gay. La mayoría de otros estudios, plantea entre un 1% y un 3%. Sea como sea, luce minoritario.

Sin embargo, a través de presiones económicas y legales, unido a una excelente campaña de promoción, ha logrado perseguir a aquellos que piensen diferente, o pretender que se les considere superiores tan solo por su preferencia sexual.

¿Por qué decimos esto?, por la cancelación de Phil Robertson de “Duck Dynasty”, (aunque fue repuesto más tarde) simplemente por qué citó la Biblia y dio su opinión respondiendo a una pregunta sobre el matrimonio gay. Lo mismo ocurrió con el Sr. Cathy, dueño de “Chik filA” cuando respondió la misma pregunta con la Biblia, y el movimiento gay pretendió boicotear su negocio. De manera similar, sometieron legalmente al dueño de una pastelería en Colorado por negarse a hacer un bizcocho para una boda homosexual.

Por otro lado, a nivel nacional, un homosexual es asesinado, aparentemente en medio de una orgía gay, por un cobro de “honorarios”, y es enterrado con la bandera nacional de Cuba. Desconocemos la Constitución Cubana, pero dudo mucho que ese honor sea reservado para cualquiera.

Más aún, recientemente el presidente de los EEUU, Obama, firmó una orden ejecutiva contra la discriminación en su país. Incluyendo específicamente en el listado a los gays. Cualquiera puede estar de acuerdo con esto, hasta que analiza con un poco más de calma el asunto.

La referida orden ejecutiva, para la nomenclatura dominicana un “decreto”, establece que todos los contratistas que reciben fondos federales, no podrán despedir o dejar de contratar, a persona alguna por su orientación sexual, dejando a un lado consideraciones de libertad religiosa. Incluso el proyecto de ley final (ENDA), pretende ir por ese mismo camino.

¿Qué implica esto?, que instituciones no gubernamentales, colegios y universidades cristianas, tendrían que retener o contratar personas homosexuales, o dejar de percibir fondos federales; trayendo como consecuencia el aumento de tarifa, o cancelación de proyectos. Aún está por verse cómo se llevará a la práctica esto, pero la presión existe.

En definitiva, las sociedades Occidentales, lucen en franca decadencia moral, lideradas por la única gran potencia mundial que queda, los EEUU, y están pasando, con un movimiento pendular, de condenar, a veces con exceso el pecado de la homosexualidad, a perseguir a quienes piensan diferente, o exaltar la condición gay.

Creemos que el diseñador del ser humano, Dios, ha establecido claramente su posición al respecto. Para el cristiano, si algo está en la Biblia, su conciencia está atada a esto. La Biblia, su Palabra, plantea claramente:

¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos de vosotros; pero fuisteis lavados, pero fuisteis santificados, pero fuisteis justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios” 1 Corintios6:9-11

Para los cristianos no es válida la posición contraria (aprobar la homosexualidad), ni existe una “tercera posición” (ni una ni otra), por tanto, si el mundo se radicaliza en contra del cristianismo, no nos quedará otra opción que resistir, huir o morir, pero nunca, nunca, claudicar.

La buena noticia, es que Nerón, Calígula y otros, persiguieron al cristianismo, y ya solo los vemos en los libros de historia, por tanto, podemos estar seguros que Obama, y el resto de los gobernantes de este mundo, también pasarán, y nuestro Dios seguirá reinando.

Si algún homosexual lee esto, sepa que es cierto que Dios dice que la homosexualidad es pecado, al igual que otras prácticas contrarias a su diseño, por tanto, NO SON PEORES A LOS DEMAS. Por otro lado, enseña que personas como ellos y otros, han logrado ser redimidos por el Señor cuando entregan sus vidas a Él, es decir, TIENEN ESPERANZA, PERO DEBEN ARREPENTIRSE.

El cristianismo plantea una posición de amor, verdad y justicia, respecto a este tema. El otro camino propuesto por el movimiento gay, el odio, la mentira y la exclusividad, no conducen a un final feliz. Si eres homosexual, debes saber que HOY, puede ser el día de establecer una relación correcta con Dios a través del arrepentimiento y la conversión.

Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =