Hallando la vida, reconociendo nuestra muerte

Arturo Perez
17 marzo, 2013

Hallando la vida, reconociendo nuestra muerte

El sermón trata de dos encabezados: primero, un diagnóstico de la muerte, y en segundo lugar, un milagro para vida basado en Efesios 2:1 – 10. El Diagnóstico es que el incrédulo ya está muerto. Los intentos fallidos de resucitarnos a nosotros mismos acarreará mucha frustración. Buscamos significado de nuestra existencia por nosotros mismos aún en los creyentes. Nuestra identidad en cambio está definida por lo que Cristo hizo en la cruz por nosotros.

Efesios 2:1-10

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =