Jesús y el Perdido

Sigfrido Guillén
19 octubre, 2014

Jesús y el Perdido

“Dios es un Dios autosuficiente y autosatisfecho, sin embargo, el se goza cuando ve a pecadores, él no actúa indiferente… Cuando Dios recibe a un pecador, cuando un pecador se arrepiente, el cielo entero estalla en una santa, pura, gozosa y excitante celebración. Ese es nuestro Dios, ese es el corazón de nuestro Dios para el perdido…”

Lucas 15:1-32

87 Hits Total 2 Hits Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 17 =