La Transparencia

Marcos Peña
25 mayo, 2014

La Transparencia

Transparencia es mostrar algo más que lo superficial. Somos transparentes cuando los demás saben como somos y como pensamos. La transparencia tiene dos caras;la veracidad y la profundidad de la información que damos sobre nosotros. El creyente debe ser veraz en lo que dice; aquello que se corresponda con su realidad. Por otro lado es comunicar cosas que tengan profundidad;no cosas vagas o superficiales. Alguien transparente no actúa como un narrador sino un comentarista. En 1ra Corintios 2;13 se muestra como el apóstol Pablo era un hombre transparente para mostrar que sabía cual era su realidad. Ser transparente no es hablar mucho sino decir cosas. No es dar rienda suelta a los sentimientos. Es tener dominio propio. Tampoco es hablar de otros. Tampoco es imprudencia al decir cosas que están de más.

El orgullo nos impulsa a que los demás piensen que somos mejores de lo que somos y por eso viene la falta de transparencia. Fuimos creados para vivir en comunidad y tener una relación sana con los demás. En la iglesia estamos unidos orgánicamente. La transparencia favorece la espontaneidad en las relaciones entre los hermanos sin estar preocupados por defender reputaciones. Facilita la expresión del amor y ayuda a incrementar la confianza tomando en cuenta el nivel de cercanía que se tenga con cada persona.

Efesios 4:25

632 Hits Total 2 Hits Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =