Somos creyentes vulnerables, pero victoriosos

Salvador Gomez
25 mayo, 2014

Somos creyentes vulnerables, pero victoriosos

La epístola nos motiva para perseverar en la fe mientras corremos en el camino de esperar sus promesas. Las exhortaciones nos ayudan a no rendirnos. Los que están inscritos en el Libro de la Vida perseveran hasta obtener las promesas. Somos vulnerables como creyentes; pero victoriosos.

En Hebreos 10.39 hay una conexión con 11.1 porque son una misma idea. “Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma” y continúa la idea cuando dice “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. El texto muestra este estado de vulnerabilidad. Estamos expuestos a muchos problemas y tribulaciones en medio de las cuales nuestra fe se va fortaleciendo. Los cristianos desde el principio experimentaron persecución y vituperios solo por ser creyentes- Practicaron la solidaridad con aquellos que estaban en aflicción a riesgo de ser bien arrastrados por causa de la vinculación. Se consideraban bienaventurados si recibían vituperio por causa de Cristo. Seremos victoriosos si perseveramos hasta llegar a la meta celestial andando por la fe y no por la vista.

Hebreos 10:32-39

305 Hits Total 2 Hits Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =